Make your own free website on Tripod.com
cultura carcelaria san sebastian
San Sebastian: Bodega de Seres Humanos

HOME

misión | San Sebastian: Bodega de Seres Humanos | Galeria de San Sebastian | Historia de las Cárceles en C.R. | teatro CUC | elenco | Contáctenos

Ilusiones y Realidades de San Sebastian...

Carcel de San Sebastian


Unidad de Admisión de San Sebastián: Inseguridad Humana


La inauguración se llevo a cabo el 3 de julio de 1981. Se dijo entonces, que la apertura de la Unidad de Admisión de San José es básica, en la medida en que evitara una repetición de los hechos de la antigua Penitenciaria Central. Se afirmo asimismo, que la obra venia a constituirse, en la primera pagina de un gran libro sobre el sistema penitenciario nacional que se ha abierto en los últimos días.
Sin embargo, en el caso de la infraestructura de la Unidad de Admisión de San José,, pareciera que no hubo planificación y tampoco se recurrió a los criterios arquitectónicos penitenciarios de la segunda mitad del siglo XX. La cárcel de San Sebastián preserva los trazos gruesos del modelo panoptico que caracteriza a la Penitenciaria Central. El responsable de la obra carecía de todo conocimiento en materia de arquitectura penitenciaria. Para colmo de males, indican, la diseñaron sin ninguna consulta al personal técnico, administrativo y de seguridad. Tal metodología fue un garrafal error histórico. De ahí se derivaron muchos de los problemas de infraestructura, los cuales han venido generando cuantiosas perdidas materiales, desde antes de su inauguración.
La Unidad funciona mal desde que se inauguro por mala planeación de su estructura es un edificio mal construido. Desde su inicio, los técnicos recomendaron que esa Unidad no se abriera Mantenerla es una burla para la sociedad.
la nueva infraestructura que tiene capacidad para alojar un total de 450 internos, esta concebida de tal manera que no se debería transformar con el correr de los años en otra Penitenciaria.
Menos de un año después de su inauguración se registro el primer evento de evasión. El joven P.O.E burlo toda las medidas de vigilancia y logro fugarse de la Sección de Mediana Seguridad cerrada. Seis meses después se produjo una fuga masiva de nueve internos en esa misma sección. Lograron salir mediante el corte de los barrotes de hierro de su celda.
Los evasores aplican diferentes estratagemas tales como la suplantación de la cédula de identidad de otros internos; escalamiento y salto de los muros de la prisión; adquisición y falsificación de boletas de libertad, sellos y firmas de despachos judiciales; la evasión de la vigilancia en las visitas hospitalarias e incluso, mediante la utilización de armas de fuego. Esto ultimo ocurrió no hace mucho con el ex interno EEF y otros inculpados.
Yo había ingresado a esta cárcel el día 7 de junio de ese año por un delito de robo agravado y aquí conocí a un muchacho que tenia una sentencia como de cincuenta años de encerró. Me comento su deseo de fugarse y entre los dos lo planeamos. Todos los días llevábamos un control de los policías que cubrían en puesto en el Fortín de la Bomba. De sus movimientos anotábamos tiempos de duración de sus recorridos, cuanto duraban conversando con otros policías, la hora en que recibían el café etc. Descubrimos que había uno de ellos que en esos tiempos duraba ente 4 y 5 minutos conversando con el que hacia de cafetero y nos dijimos: a ese le damos.
Pero primero había que salir de la celda y para ello, con cincuenta mil colones logramos que nos trajeran una cegueta de 50 centímetros. Pasamos todo el sábado y hasta el domingo a alas 5 de la mañana cortando los barrotes y a las 7.30 de la mañana le pegamos al descuidado oficial. Se dieron cuenta de la fuga, según lo supimos, hasta las 2 de la tarde.
En la cárcel de San Sebastián, preveía que este problema no se suscitara. Se pensaba, que la Unidad no se transformara en otra Peni, por cuanta su población no será estática, ya que los internos no permanecerán en ella mas de treinta días.
A pesar de aquellas intenciones de seguimiento técnico judicial y psicológico, que permitiría una planificación de los ingresos, estadías y movilidad de los recluidos; a inicios de 1982, los datos reflejaban la existencia de un numero de permanencias que superaban los limites máximas de internos en la Unidad, así como la presencia en esos primeros años, de una población flotante. El problema se agudizaría a partir de 1983
Pocos meses después, la situación era ya caracterizada de emergencia institucional. A instancias del Consejo se acordó, salvar las responsabilidades que nos puedan sobrevenir ante los resultados negativos de estos hechos Que se convoque con la mayor brevedad posible a las diferentes instancias del Sistema Penitenciario Nacional, involucradas en la presente situación a fin de definir una nueva política de traslados, acorde a la situación actual del crimen.
Los privados de libertad ya han sido valorados y referidos para tales efectos en diferentes momentos. Muchos de ellos cuentan con una permanencia bastante prolongada por lo que ha repercutido en sus condiciones anímicas, psíquicas y mentales y en algunos casos este deterioro es patente sus niveles de ansiedad, angustia, decaimiento, son bastantes altos, percibiéndose en ellos una actitud demandante en cuanto al traslado.
Existe un hacinamiento que , de no controlarse, puede ocasionaron serios problemas, considerando las pésimas condiciones de esta Sección según manifiestan la presión para conseguir un fin inmediato para e suscrito se me va haciendo imposible manejar y enfrentar a estos internos.
El fenómeno de la sobre población penal, no se afronto políticamente durante las décadas del 80 . Los grandes ingresos fiscales con los que favorecieron el gobierno norteamericano de Ronald Reagan al Gobierno de Luis Alberto Monge, no llegaron a las presiones. En esa administración prevaleció una política penitenciaria muy represiva como reacción del estado ante los movimientos huelguísticos. Y los acontecimientos revolucionarios en Centroamérica. Precisamente en 1986 fue cuando estallaron los motines y protestas en masa de los prisioneros. Fue la primera gran crisis del modelo de rehabilitación progresiva.
La sobrepoblacion de la Unidad de Admisión de San José, ha ido aumentando progresivamente desde su apertura, de modo que actualmente esta al doble de su capacidad instalada por cama la sobre población implica que se deterioran las instalaciones por el descontento del interno; mayor demanda de atención; carencia de recursos materiales ( colchones, camas, platos, cucharas, espacio para ubicarse etc.) hacinamiento que genera conflictos entre los internos, pues se ponen agresivos y no pueden dormir debido a los ruidos, etc. Los internos plantean que la Unidad es una Bomba de tiempo y nadie se explica como no han ocurrido muertes.

Fue hasta finales del 2000 en que, con la aprobación de las resoluciones No.200007484 y 08537 emitidas por la Sala IV Constitucional el 7 de setiembre, se dispuso suspender el ingreso de privados de libertad a ese establecimiento penitenciario. Así se vino a resolver de manera temporal el hacinamiento.

Garantizar la Seguridad y el control institucional.

Un 38.4 % d las principales manifestaciones de indisciplina eran debida a faltas por insultos al personal de vigilancia, técnicos y administrativos; el 18 % por peleas, riñas, auto agresiones y agresiones entre los detenidos; el 14. 9% por rayar paredes, quebrar cucharas y otros utensilios de cocina, destrozar quimonos y bienes de uso institucional; un 5.15% por decomisos de armas y posesión de armas cortantes y punzo cortantes; un 4% por hurto y robo de pertenencias a los privados de libertad; otro 4% por sodomía y tentaciones de violacion,2.5% debido a las huelgas de hambre y los primeros movimientos de sublevación de los internos ante las precarias condiciones de vida al interior de la Unidad.
Por insultos al personal de seguridad se acuerda amonestación al interno, ubicándolo en aislamiento durante 4 días y posteriormente, se pasara de Mínima a Mediana de Seguridad.
Por insultar a un oficial de seguridad, se acuerda aislamiento durante 8 días y suspende la visita por 8 días.
Por agredir a otro interno físicamente. Se le aísla durante 8 días en calabozo, se le suspende la visita y el derecho a recibir correspondencia y encomiendas durante 8 días.

1. La sobre población, acentúo la inestabilidad física y emocional de los recluidos y favoreció el funcionamiento de las medidas coactivas y represivas de vigilancia y seguridad interior. Al hacinamiento, el ocio y la heterogeneidad social de los privados de libertad, se agrego el deterioro en calidad de los servicios técnicos, los cuales, según los internos no satisfacían sus demandas.
Desde inicios de 1984, los reclusos propusieron la posibilidad de que sus familiares, amigos o vecinos pudieran ingresar alimentos o alguna porción de mejor calidad y cantidad. La respuesta institucional que se dio un año después, ante una amenaza de motín de los reclusos d e las secciones de Máxima y Mediana seguridad Cerrada.
2. Sarna, pulgas, piojos y varicela entre picazones, son plagas y enfermedades infecto contagiosas que han caracterizado a la cárcel de San Sebastián. El 16 de noviembre de 1894 funcionarios y reclusos de la Sección d Mediana Abierta, consideraban intolerable esa situación y solicitaron, hacer un llamado de emergencia a las máximas autoridades en administración de política penitenciaria, porque no solo los funcionarios e internos estamos expuestos a dichas enfermedades sino también los familiares de ambos.

La visita general y conyugal había sido concebida como un derecho, se otorgaba en condiciones restringidas lidiando con la violación de la vida privada y la degradación de las personas, recluidos y visitantes. El 8 de marzo de 1983 se castiga a un interno ya que esta disfrutando de la visita lanzo un papel por encima de los vidrios que se separaban de su visitante
En ese mismo mes, algunas autoridades expusieron su acuerdo con esas condiciones de otorgar la visita, diciendo que es imprudente, ya que podría realizarse la misma en un pabellón acondicionado dentro del penal, con las debidas medidas de seguridad.
Sin dar soluciones al problema, en el mes de noviembre del mismo año, los reclusos de Mediana Seguridad Cerrada se organizaron y solicitaron por escrito, dialogar con el director para que se buscara una mayor humanizaron de la visita, donde se les permitiera mayor contacto con sus familiares, ver y dialogar con sus hijos
Hoy en día la visita se realiza en esos recintos abiertos, con horario de domingos, de 8 a 12 meridiano.

3. Es bien sabido que en nuestra unidad muchos internos tenemos que pasar largas temporadas recluidos; los trabajadores sociales han revisado en sus estudios las dolorosas secuelas morales y psicológicas en orden a la desintegración familiar. A todas luces es injusto que nuestro penal sea el único que no cuenta con un salón conyugal

Insistentes en su demanda, los presos asociaron la resistencia a acoger su solicitud y al cambio por parte de las autoridades, como el problema que empezaba amenazar a la sociedad en general y a los centros penales, en particular por las características de sus habitantes: el SIDA. Lo expusieron es los siguientes términos,
No es un secreto la campaña del Misterio de salud para prevenir el síndrome de Inmunodeficeincia Adquirida. Es Frecuente constatar que muchos compañeros homosexuales se obligan por necesidades físicas a intimar sexualmente entre sí. El hecho aumenta sustancialmente las posibilidades de contagio a nuestras esposas uy eso será la destrucción de nuestros hogares.
Por fin, el 23 d agosto de 1991, el Consejo Técnico de Admisión conoció y aprobó el Reglamento de Visita Conyugal, documento que fue ratificado por las autoridades de la Dirección General de adaptación Social. En octubre de ese mismo año se empezó a otorgar es derecho en esta prisión .

4. A mediados de 1984 hallamos una nueva expresión del proceder rebelde de los internos. Pretendieron, haber publicas a través del Diario Extra, la insuficiencia se servicios de asistencia jurídica, maltrato físico y otras anomalías propias de algunos funcionarios adscritos a los departamentos de vigilancia.

Nos tratan como juez y verdugo... que actúa hacia todos nosotros con despecho, hipocresía y con calara visión de superioridad... les rogamos muy respetuosamente tomar en cuenta lo aquí arriba indicado para bien común de las partes. Sin el mas mínimo animo de molestar, ni mucho menos de ofender, les rogamos cambiar al personal de dicho Departamento , esto con el fin de una mayor compresión.
La discriminación contra los homosexuales
El trato discriminatorio de que fueron víctimas los internos homosexuales. Poco tiempo después del funcionamiento de la Unidad, se descubrió que los individuos con conductas homosexuales empezaron a ser víctimas de delitos y agresiones menores. Esa situación se agudizaba con la ausencia de la visita conyugal. Se tomo entonces la determinación de ubicarlos conjuntamente, en una celda independiente y con capacidad para 6 internos. Debían ingerir sus alimentos dentro de la celda y no del comedor, en la actividades deportivas y recreativas quedaban como observadores y no como participantes, y algunos funcionarios del Departamento de Seguridad los utilizaban para llevar a cabo actos inmorales con ellos. Además, denunciaron que algunos guardianes les practicaban la requisa anal, en forma diferente a los otros internos.
Todos los problemas que se presentan en el Centro nos lo achacan a nosotros... Claro, seguridad trabaja 48 horas corridas, los otros departamentos 32, pero en la semana... cuando un interno hace algún destrozo en la Sección se lo cobran al vigilante... El interno juega con nosotros y no podemos, hacer nada porque los derechos humanos no nos dejan. Derechos Humanos deberían ser más flexible con uno... cuando hacen una acción contra un interno somos sancionados y hasta inclusive se nos despide... estamos en medio de dos presiones
La Unidad de Admisión de San José es una estructura mal oliente, sucia, proclive a cuanta enfermedad haya y a ratas... Duermen en el suelo alrededor de 50 internos diarios.. La Unidad se planeó para que los internos usaran uniformes y la institución los lavaba; no hay instalaciones adecuadas y no existe zona de lavado. La secciones no cuentan con zonas verdes, espacios para recreación y la practica de actividades. La estructura de la Unidad es inhumana, por humedad, poca ventilación, poca luz natural. Los internos tienen que comer en los mismos lugares donde duermen e incluso en los servicios sanitarios.
Fue a partir de los motines de 1986 que las autoridades de la Unidad de Admisión y de Adaptación Social, le dieron reconocimiento oficial a esas actividades de auto gestión en prisión. Desde ese año fue aceptada la participación de los reclusos en la búsqueda de soluciones a sus problemas, por medio de la Junta de Internos Unidos. Al año siguiente de la apertura de esta Cárcel, ya era evidente la incapacidad institucional para responder a las demandas de servicios, dignidad y trato humano a los recluidos, mediante la simple ejecución de las políticas penitenciarias estatales. A partir de 1985 se incorporo la participación activa d e los privados de libertad en la búsqueda de soluciones a sus problemas, por medio de la creación de los Comités de Internos y más tarde con otra instancia centralizada y de coordinación: La Junta de Internos Unidos.
El Comité de Internos fue, pues, una vía alternativa para promover el cambio de las condiciones que configuraban la red de problemas inherentes a la prisión. Fueron el resultado de un acto de protesta y presión ejercido por los recluidos y paralelamente.
Las actividades inmediatas de los Comités se dirigieron a la supervisión del aseo, orden y disciplina, confección de las listas de internos para la atención indiscriminada en los asuntos jurídicos y médicos, compra de artículos de aseo, asignación de cama a internos por orden de fecha de ingreso, y la organización de actividades especiales para recaudar fondos e invertir en el mejoramiento del edificio y las Secciones de los pobladores. Para el año 1989 se rescataron los principales avances de estos Comités.
La situación precaria y lo reducido del presupuesto con que se vive y trabaja bajo la dirección de Adaptación Social no le permite a la misma dotar a la Unidad de una aspecto recreativo.
El trabajo en la prisión se considera que es una actividad que permite usar el tiempo para si, en forma productiva, evita el ocio, genera algún modesto ingreso de uso personal o familiar y contribuye a sufragar los gastos del estado en las ocupaciones manuales de mantenimientos de las instalaciones penales.
Para el 31 de mayo del 2001 y en una población penal de 655 personas en la Cárcel de San Sebastián, solamente el 27 % realizan alguna actividad ocupacional. De ellos, el 48% devengan salario mensual, cifra que representa el 13 % del total de los privados de libertad. El salario promedio mensual, oscila entre 1000 y 7000 colones.
La cárcel de San Sebastián ha carecido históricamente de las condiciones de producción y ocupación definidos en los objetos correlaciónales y re -socializares de la pena privativa de libertad.
EN 1999, San Sebastián se convierte en una bodega se seres humanos. Aquí estamos separados de la sociedad, de la familia y de la vida misma; es algo así como estar enterrado solo que estamos respirando... las agresiones aumentan día a día. Existe trasiego de drogas... hay bandas o cuadrillas... se hacen armas y se venden. Se ha perdido el control de la Unidad. Esto es una bomba de tiempo que pronto va a estallar... Los internos que no son visitados se arman y asaltan.
Los internos se mantendrán en sus celdas las 24 horas del día y solo podrán salir a tomar el sol o bañarse... al ubicar a los internos en sus celdas, se impedirán asaltos, violaciones, homicidios y otros hechos delictivos ocurridos durante muchos años en la Penitenciaria.
En cuanto al trasiego interno de drogas, poco a poco el comercio y al acaparamiento de los estupefacientes se adueña de la Cárcel. Surgieron las faltas y delitos contra la integridad física, psicológica y moral de los reclusos, la tensión por las condiciones de alojamiento y demás limitaciones de la infraestructura, convirtiéndose la amenaza de la violencia en una constante de la vida en prisión.
Las peleas, riñas, golpes, agresiones, auto mutilaciones, homicidios y suicidios delatan un régimen de no-adaptación a las posibilidades de convivencia entre personas. El fenómeno de la drogadicción y el alcoholismo son sin duda, secuencia y factores que desencadena a la vez, el estado de violencia dentro de la cárcel. El proceso progresivo de rehabilitación que se esperaba enfrente esa desconcertante realidad

Conclusión
El significado humano y social del hecho de estar encerrado en una prisión y de la dura y cruda realidad de haber perdido la libertad ciudadana a consecuencia de un delito, un crimen o la presunción de haber participado de esos hechos ilegales.
La Institución carcelaria ha cambiado, pero muy lentamente. A veces pareciera que los problemas de la población penal y de los trabajadores no son una prioridad en las metas de la gestión política del Estado Nacional.
A partir del 2001 estamos un poco mejor. Pero el descongestionamiento de la Cárcel de San Sebastián, fue mas el resultado histórico d e una sentencia judicial de la Sala IV, que el producto d e la acción voluntaria de los políticos.
¿Cuáles fuerza y voluntades se impondrán en los próximos años?

El anterior texto esta consignado en las Actas del Consejo de Seguridad y pertenecen a los reportes de los oficiales de acuerco a la fecha y a los hechos. Es una compilacion
de los hechos mas importantes de acuerdo al tema de la obra.
Bibliografía

Abarca Vasquez, Domingo. La cárcel de San Sebastián: Veinte años de Ilusiones y realidades. Universidad Libre de Costa Rica, Departamento de Criminología, San José Costa Rica 2001.

misión